Curso Nivel 2 Registros Akáshicos

Aprender a contactar con el Ser de los demás. Leer los Registros Akáshicos a otros.
Una vez que has cruzado el umbral del Archivo Akáshico habrás experimentado la certeza de acercarte más a tu verdadera naturaleza, a tu Ser Real. Has empezado a reconocer cuando interfiere tu pensamiento. Puedes discernir mejor cuando estás recibiendo información del Archivo Akáshico y cuando estás escuchando a tu propia imaginación.
Has aprendido a organizar mejor tu trabajo interior, llevando una constancia escrita en tu diario personal. Puedes de esta forma ir teniendo una comprensión mayor de quien eres y de lo que estás haciendo o tienes que hacer en esta vida y el mejor modo de hacerlo.
Ahora aprenderás que el trabajo de abrir el Archivo Akáshico de otra persona, te lleva a expandir más el trabajo con tu propio Archivo Akáshico, pues aprenderás a ver a los demás como extensiones de tu propio ser interior. Cada vez que alguien te pide una consulta del Archivo Akáshico verás tu propio reflejo a través de las preguntas que elige, los problemas que tiene, los conflictos sin resolver, los patrones mentales, las manifestaciones emocionales y experiencias sentimentales.
Absolutamente todo es un reflejo de tu interior y tú eres el único responsable, lo cual no indica que tú seas el culpable. Descárgate de todo sentimiento de culpa antes de ir hacia adelante. Descárgate de todos los mensajes negativos de tu mente y reconoce los dones y capacidades que tu Alma te ha regalado para aplicarlos a tu labor con el Akasha.

Todo lo que eres, todo lo que tienes, todo lo que sabes lo podrás poner al servicio del Akasha  cuando alguien lo necesite. Has estado aprendiendo a desarrollar la Conciencia Plena de ti mismo y ello te permitirá estar plenamente consciente de quien tienes frente a ti.
Desarrolla la compasión de la escucha profunda. Te será muy útil para escuchar más aún los mensajes sutiles del Archivo Akáshico. Practica ejercicios para calmar el parloteo de la mente. La meditación, la plena observación de sí mismo, permite conocer la verdadera naturaleza de la mente y los pensamientos y de este modo no caer presa del torbellino de pensamientos ruidosos.

A través de cada respiración llega a ti una de las más preciosas sustancias de la naturaleza, la sustancia vital que reaviva tu llama interior. A esta sustancia se le llama: “Prana”. Llega a través del aire pero no es el aire. Alimenta al cuerpo. Alimenta la mente.
Un cuerpo y mente con prana de poca calidad o bajo nivel de prana es muy probable que tenga disfunciones vitales. El pensamiento alterado es una de ellas. El estrés es otra. Ser conscientes de la respiración para absorber atentamente el prana nos beneficiará en el momento en que tengamos que expandir nuestra conciencia para conectar al Registro Akáshico.
Entrar en el Archivo Akáshico de otro es uno de los actos más respetuosos y sagrados que existen aquí en la tierra. Cuando alguien nos permite entrar en su espacio sagrado podemos sentir la energía de su Alma, sin juicios, sin críticas, sin limitaciones, así como podemos sentir las limitaciones actuales que le impiden sentir la energía de su Espíritu con toda claridad.
Desarrollar una mirada atenta a lo que ocurre dentro de uno al mismo tiempo que se está recibiendo la información que la mirada externa nos transmite hace posible ser de gran ayuda. El punto más claro es no intentar nunca exagerar ni disfrazar la información que se recibe del Archivo Akáshico. Simplemente transmitir fielmente lo que se recibe y como se recibe sin adornos ni interpretaciones.
El papel del consultor Akáshico es cubrir de Energía Akáshica al consultante, para que experimente la amorosa energía del Akasha además de darle la información que va a servirle para guiar su vida.

Los precios del curso pueden sufrir alguna variación según la ciudad o pais.

El precio es de 200 € más la Inscripción de 50 €

Consulta en tu ciudad si hay bonificación sobre este precio